Sin pedir nada a cambio

30 Mar

Alguna vez he tenido momentos en las relaciones con otras personas en las que me niego a pedir nada a cambio. Me avergüenza tener que hacerlo porque siento que me llenan ya por completo, no me sentiría feliz sino culpable.

Cuando sientes que te entregas por completo, y a veces sin darte cuenta puedes llegar a desgarrar tus sentimientos, corres el riesgo de poder hacerte daño pero no importa si tienes paz en tu conciencia y te has sentido bien siendo tú mismo.

Si no gastara toda la tinta que llevo dentro, no sería yo. Si no perdiera un poco mi cabeza tampoco sería yo.

Me gusta vivir al cien por cien, apañando las alegrías y desgranarlas como si fuera el último día de mi vida y siento la tristeza en la misma línea,  pero aprendí a hacerlo con serenidad y paciencia. Sin hacerme más daño que el que ya tengo que soportar.

Me alegro de ver cuando sí es necesario que te den algo a cambio y cuando no lo es. Aunque no te lo den en la misma cuantía, sí te lo están dando. Lo malo es cuando te devuelven sólo lágrimas, que tú no has provocado. Ahí no merece la pena seguir siendo valorado.

El equilibrio está en ser generoso y merecer lo que se recibe.

Anuncios

Sentirme, apoyarme, escucharme, cuidarme para sentirte, escucharte, apoyarte y cuidarte...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s