La mendicidad del ego y la majestuosidad del amor

1 Jul

Lo más importante para el ego, es lo grande. Para el amor no existe diferencia entre las cosas, entre las personas, acoge entre sus brazos el “todo”.

El amor es feliz dando y recibiendo, está feliz compartiendo. El ego sólo está contento cuando obtiene.

El amor se siente bien entregando bondad. El ego sólo molestando y haciendo sentir incómodos a los que tiene en su vida.

El amor espera, sabe tener paciencia las horas que sean. El ego no sabe esperar, se desespera.

El ego siempre busca un interés, un fin, un propósito a cumplir. El amor se satisface a sí mismo, se conforma amando, no tiene otra motivación, su “sujeto” es amar.

El amor es feliz aún sabiendo que puede recibir dolor. El ego aunque reciba “algo”  jamás se contenta, siempre necesita más.

El ego es un eterno insatisfecho. El amor en cambio es un señor, un caballero, es lo más sublime y excepcional que existe en el mundo.

Anuncios

Una respuesta to “La mendicidad del ego y la majestuosidad del amor”

  1. Carmen 21/11/2016 a 07:14 #

    Estoy de acuerdo en todo, maldito Ego.
    Besotes niña

Sentirme, apoyarme, escucharme, cuidarme para sentirte, escucharte, apoyarte y cuidarte...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s