La pequeña flor

11 Ago

Una pequeña flor atisba en su semilla el calor de su espacio. No sabe qué pasará cuando asome su “cuerpo” hacia el cielo.

Su naturaleza le ha dado un nacimiento pasajero. La amistad que ha forjado con la flora que adorna su terreno, no es casual ni puntual, está todo bien conformado por quien lo ha inspirado.

El dueño del jardín, riega y planea pensamientos olorosos para una nueva primavera. El hombre del tiempo ha dicho que se esperan lluvias en buena parte del centro y del sur del país, así que brilla la sonrisa en su rostro para su nueva plantación.

Los pajaritos saben que tendrán dónde posarse y eso los llena de buenas sensaciones en el color de sus alas, ya han estado hablando entre ellos y a veces cantan escondidos de las tormentas, porque no les causan desasosiego, saben que de vez en cuando se dejan caer en sus vidas.

Anuncios

Sentirme, apoyarme, escucharme, cuidarme para sentirte, escucharte, apoyarte y cuidarte...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s